El alfa y el omega

El alfa y el omega

Me fascina todo lo que es raro, extraño, inconcluso, incómodo. Me despierta una sensación irracional de curiosidad, asombro y temor a lo desconocido que me hace, de alguna manera, sentir Presente.

También me fascina todo lo digital, web, online, internet. Soy un pibe de los late 80s que creció junto con la tecnología de los 90s, y me da mucha curiosidad navegar los recovecos perdidos y abandonados de la old web.

Estas fascinaciones se encontraron hace ya un tiempo con el concepto de ‘liminalidad’.

De Wikipedia: “La liminalidad o liminaridad (del latín limes, “límite” o “frontera”) significa no estar en un sitio (físico o mental) ni en otro. Es estar en un umbral, entre una cosa que se ha ido y otra que está por llegar.”

El tema en sí es interesante para hacerle su propio post, pero en esta ocasión lo traigo a lugar como reflejo de mi estado general de estas últimas dos semanas.

El 15 de este diciembre terminó azarosamente una etapa de 4 años de trabajo en un lugar que era mi principal estabilidad material.

Hace 4 años tuve una situación similar y lo pasé re mal. El estar abajo me dio perspectiva para re-construirme y alcanzar lo que fue mi trabajo anterior.

Hoy tengo herramientas y madurez para poder aprender más de esta situación y cómo recuperar un piso sólido. Una nueva etapa.

Hoy, además, soy consciente de mi crecimiento y desarrollo, de hacerme cada día un poco más Dueño de mí mismo.

Siento que esta vez puedo encarar y transitar mejor el camino entre A y B.

Actualicé mi currículum. Lo más seguro le haga una página acá mismo, pero mientras tanto está el About.

Lo que hace 4 años fue el alfa, hace unos días fue el omega, y próximamente otro alfa, así hasta romper la rueda y convertirme en ambas.